Septiembre llega a tu ático: ideas para darle un toque distinto

03/09/2015

Septiembre es una especie de año nuevo que nos pide cambios, comienzos, más allá del inicio del curso escolar. Nuevos proyectos, ideas, aventuras, planes...  ¿Y casa nueva? Probablemente muchos anden a la caza de una nueva vivienda en la que comenzar otra etapa o continuar creciendo pero, si ya estás establecido en casa y estás enamorado de ella, pero sientes que necesitas un cambio, éste es tu post. Hemos recopilado algunas ideas para que ese nuevo año preotoñal comience también en tu ático. 

 

El precambio: ¡limpieza!

Antes de precipitarte y lanzarte con los cambios, te proponemos hacer una pequeña limpieza, de ésas que nos obligan a desprendernos de trastos que ya no usamos. Así, ganaremos espacio, no sólo de almacenaje, sino también para permitirnos hacer una redistribución de muebles e, incluso, ganar hueco para ese sillón que tanto nos gusta. Además, nos haremos con muchos objetos susceptibles de adquirir una nueva vida en nuestro hogar tras pasar por nuestras manos y convertirlos en un precioso DIY. En medio de este proceso de poner orden, presta atención a las ventanas. Aún tenemos por delante unos cuantos meses de luz preotoñal y bien merecen que dejemos que se cuele en nuestro hogar. Tampoco hemos de olvidarnos de la terraza, de retirar los elementos más veraniegos que ya no vamos a usar  y dar un repaso a las plantas, para que ésta luzca vistosa en las frescas noches de cenas al aire libre.

 

1. Redistribución

Quizás la manera más rápida (y drástica) de dar un cambio de aire a nuestra casa sea optar por una disposición distinta de los diferentes elementos del mobiliario. Si cambiamos de lugar el sofá, las estanterías, la mesa..., aunque sólo se trate de darles una nueva posición, la sensanción será la de estrenar salón. Además, la búsqueda de nuevas formas de distribuciónes nos ayudará a repensar el espacio, la manera en la que interaccionamos con los distintos elementos, y con ello lograremos una colocación más acorde al uso real que hacemos de ellos.

 

 

2. Un toque de color

No ha de ser drástico, un simple cambio en los textiles principales del hogar (cortinas, mantas, colchas, alfombras...) bastará para suscitar una nueva atmósfera en casa. La paleta de colores por la que optemos delimitará el nuevo clima del hogar: vibrante y dinámico, si optamos por colores vivos, sereno y firme, si nos decidimos por los tonos tostados adelantándonos a la llegada del otoño... Si nos atrevemos con un cambio mayor, podemos extender este cambio de color a las paredes, ya sea pintando o simplemente introduciendo nuevos elementos en algunas paredes (papel pintado, vinilos...).

 

3. Cuadros, fotos, espejos

Además de ayudarnos a apropiarnos del espacio, son algunos de los elementos que marcan en mayor medida la personalidad del hogar que, en la actualidad, es tendencia en lo que a decoración se refiere. Dedicar una pared a las fotos de nuestros viajes, colocadas en una serie de marcos con carácter, o situar en las estancias de paso de la casa nuestras láminas o póster de cine preferidos favorecerán que nuestro hogar articipe de nuestra propia historia. La introducción de estos elementos, cuya colocación es muy sencilla, nos hará sentir que nuestra casa es más nuestra si cabe, le dará un toque más auténtico.

 

4. Luces por doquier

La iluminación es uno de los elementos más importantes de nuestra casa, uno de los factores que más incidirá en la atmósfera que se genere en ella. De ahí que si contamos con la suerte de tener muchos ventanales no debamos ocultar sus vistas tras tupidas cortinas, sino convertirlos en los protagonistas de las etsancias para que la luz ilumine todo el interior. Cadenas de luces, farolillos, lámparas de distintos estilos (industrial, vintage, clásico...), velas... contribuirán a crear una atmósfera más íntima cuando comience a caer el sol.

 

5. Un nuevo uso para cosas de antes: el DIY

Tendemos a acumular demasiadas cosas en casa que ya no usamos. Pero, ¿y si les diéramos una segunda oportunidad antes de deshacernos de ellas convirtiéndolas en algo distinto? Cada vez está más de moda lo llamado "recicladecoración", esto es, la reutilización de elementos para incorporarlos a la decoración de nuestro hogar con una estética nueva. En internet encontrarás numerosas propuestas para transformar esos viejos botes que estás a punto de tirar en bellos soportes para velas, por ejemplo. Además, se alzará como una actividad divertida para las tardes lluviosas acompañados de los niños o de una copa de vino.

 

6. Plantas, plantas, plantas

Nada revitaliza tanto como las plantas. De hecho, pueden convertirse en el aliado perfecto para darle un cambio a tu hogar. Ya te atrevas a levantar un jardín vertical u optes simplemente por la colocación de algunas macetas en casa, el efecto será inmediato: mayor vitalidad y sensación de hogar. Eso sí: antes de realizar la selección, comprueba las condiciones ambientales (luz, humedad...), pues determinarán qué cuidados tendrás que prestarle. Si no tienes mucha mano para ellas, también puedes recurrir a las plantas artificales. En la actualidad hay modelos muy conseguidos que te harán plantearte si estás ante una planta real y que conferirán el mismo colorido a tu hogar. 

 

 

Imágenes: CasaDiez, Resuelto.com, 20minutos

 

Noticias relacionadas: