Disfruta de un anochecer de otoño en tu ático

09/12/2014

Esos instantes en los que la luz cambia y el día pasa a un nuevo estado adquieren una atmósfera mágica, independientemente de la estación en la que nos encontremos. Y se alzan como una ocasión perfecta para establecer una ruptura con el resto del día, un punto de fuga... que gozará de un encanto especial si disfrutamos de ella en la terraza de nuestro ático. Tan sólo se trata de cuidar un poco los elementos (la decoración, la iluminación...) para que todo en la atmósfera generada apunte al bienestar.

 

Así, os presentamos un anochecer de otoño en lo alto de uno de los áticos del Edificio Quarz, en la zona de Universidad, en pleno centro de Zaragoza. Desde sus terrazas con pérgolas, la ciudad se aplaca ante la luz del crepúsculo. El mobiliario -una mesa con sillones para establecer una zona con comida para las renuniones familiares y con amigos y un sofá de tipo chaise longue para delimitar un espacio de ambiente chill out-, de exterior, resistente tanto a la lluvia como al sol del verano,  se combina con una cuidada iluminación a través de una serie de lámparas de exterior de pie para delimitar distintos puntos de atención. Las plantas y el resto de elementos decorativos dan un toque más estilizado al conjunto, si bien la alfombra, también de exterior, es la que acapara todo el protagonismo, al establecer la diferenciación de la zona de confort con respecto a la de recreo, al resto de la terraza. Además, ahora también podéis asomaros directamente a los áticos de Quarz cómodamente desde casa a través de Google Places, desde donde podréis realizar un recorrido virtual por estas exclusivas viviendas.

 

Vistas del anochecer desde la terraza de uno de los áticos del Edificio Quarz

 

La composición de la terraza de uno de los áticos de Quarz aglutina todos los elementos clave para crear una atmósfera especial, que potencia la privacidad inherente a esta tipología de vivienda. Ello hará que ese rato de lectura pausada, el momento de juego con los niños antes de preparar la cena o que los instantes antes de abrir una botella de vino y disfrutar de una copa mientras anochece y el sol parece ponerse justo en casa adquieran un toque mágico. Contar con una manta a mano o alguna estufa de exterior nos permitirá despreocuparnos del incipiente frío otoñal. En el post cómo aprovechar la terraza de tu ático en otoño os dábamos algunas ideas sobre cómo sacar el máximo partido a la terraza de tu ático durante esta época del año.

 

Además, este momento del día se alza como el ideal para sorprender a nuestra pareja o a los más pequeños con un detalle improvisado en la terraza, con total intimidad, ya se trate de una velada romántica espontánea acompañada de algo de música y velas o de una merienda tardía para los niños de tipo temática, mientras el sol se aplaca y la luna comienza a brillar al fondo. Sin duda, será un detalle perfecto para terminar con un buen sabor de boca un día cualquiera.

 

 

Descubre los áticos del Edificio Quarz

 

 

Noticias relacionadas: