Contra el síndrome postvacacional, buenas cifras para el mercado inmobiliario

05/09/2013

 Agosto nos preparaba para el final del verano con noticias alentadoras para el sector: España se situaba, según la Eurostat, a la cabeza de Europa en actividad constructora al tiempo que algunas grandes empresas de infraestructuras y constructoras del país saltaban a los titulares por la consecución de grandes proyectos en el exterior. Esta tendencia, la de sobrellevar el síndrome postvacacional con noticias positivas para el sector inmobiliario, persiste para hacernos más llevadera la vuelta al cole. En septiembre, ha sido el Ministerio de Fomento el que tome el relevo para apuntar, con la divulgación de los resultados de la Estadística de Transacciones Inmobiliarias del último trimestre de 2013, a una estabilización, en la que juegan un papel crucial la inversión extranjera (las compraventas realizadas por extranjeros suponen un 17% del total, el mayor porcentaje de la serie histórica 2006-2013) y el mercado de segunda mano.

 

Así, en el segundo trimestre de 2013, se vendieron 80.722 viviendas, una cifra que lejos de los desplomes pasados, supone tan solo un 4,2% menos que en el mismo periodo de 2012. Además, si se compara con el número de compraventas registradas en el primer trimestre del año, 54.512 compraventas, mínimo histórico hasta el momento, este dato adquiere una mayor trascendencia y propicia que, al revisar las transacciones inmobiliarias de los últimos 12 meses (julio 2012-junio2013), la actividad registre un crecimiento de un 2,3% con respecto a los 12 meses precedentes.

 

En cuanto a las particularidades de los inmuebles, cabe señalar que el 95,3% de las transacciones recayeron sobre vivienda libre y el 4,7% restante sobre vivienda protegida, al tiempo que el 17,4% del total se correspondía con obra nueva y el otro 82,6% con segunda mano, un sector en auge. Destaca especialmente la actividad registrada en Canarias, Cataluña, Murcia, Comunidad Valenciana y Andalucía, las Comunidades Autónomas en las que se han registrado las mayores subidas interanuales, mientras que Extremadura, Navarra y País Vasco se sitúan a la cola.

 

La estabilización a la que apuntan estas cifras es respaldada por lo cultural: la hegemonía de la predilección por la propiedad frente al alquiler se mantiene entre la población, como demuestran los datos de la última encuesta realizada por Look&Find según la cual el 60% de los participantes en la misma optaría por la compra si la cuota hipotecaria fuera similar o infererior al importe del alquiler de la misma. Tan solo un 19% se decantaría por el alquiler mientras que un 21% seguiría alquilando hasta que la coyuntura económica mejorara. Asimismo, para el 80% de los interesados en una vivienda la compra supone un objetivo a corto o medio plazo.

 

Por nuestra parte, en Ebrosa también se combate el síndrome postvacacional con más trabajo -el proceso de obras de Torre del Agua III en Zaragoza no decae-, nuevos proyectos en colaboración con la Fundación Vicente Ferrer -pronto os daremos cuenta de ellos- e ilusión -¡seguimos entregando viviendas de la III Fase de Clarión, en Sanchinarro, Madrid!-. 

 

Noticias relacionadas: